¿Qué subsistirá de la Reforma Tributaria?

Por Soledad Recabarren. El número de normas que requieren simplificación, ser corregidas o eliminadas es muy alto, y es por ello que cualquiera sea el nuevo Presidente, este requerirá realizar una nueva reforma tributaria.

Cada vez que se reúne un grupo de profesionales que trabajan en temas tributarios, comentan los nuevos problemas encontrados en la aplicación de la Ley de la Renta o de la Ley del IVA. Es casi un deporte encontrar nuevas inconsistencias o nuevos problemas; sin embargo, hay que tener claro que muchas de estas disposiciones llegaron para quedarse, y hay otras que claramente deben eliminarse.

Analicemos algunas de ellas.

  1. Normas antielusión. Recientemente la Corte Suprema señaló que el SII no requería de esta normativa, ya que las facultades otorgadas por la Ley de la Renta y el Código Tributario son más que suficientes para controlar las conductas evasivas o elusivas que pudiere ejecutar un contribuyente. Sin perjuicio de ello, esta disposición se mantendrá por cuanto los acuerdos suscritos con la OCDE imponen a Chile la obligación de mantener esta normativa. No obstante, esta disposición legal requiere aclaraciones y perfeccionamientos, ya que presenta una serie de problemas de interpretación y aplicación.
  2. Normas sobre devengamiento de rentas pasivas en el exterior (CFC). Esta disposición también se mantendrá porque es un imperativo de la OCDE. Sin embargo, requiere de una serie de ajustes, a objeto de hacerla entendible y aplicable.
  3. Sistema de rentas atribuidas. Esta disposición es hoy día uno de los regímenes generales que establece la Ley de la Renta, y es un buen sistema, pero no para aplicarse de manera general, sino que su aplicación debe restringirse al artículo 14 Ter, como una opción para las pequeñas y medianas empresas (pymes), previa simplificación.
  4. Registros de control. El Fondo de Utilidades Tributables (FUT) fue derogado en la llamada reforma de la reforma, subsistiendo este sólo como control histórico para las empresas sujetas al régimen atribuido. Más que tratar de revivir el FUT, pareciera conveniente mantener parte de los nuevos registros; por ejemplo, el RAI, que controla las utilidades tributables, y el SAC, que lleva el control de los créditos, a objeto de mantener estas partidas separadas, y asignar a las utilidades retiradas, créditos por montos equivalentes a la tasa del impuesto de primera categoría vigente en el ejercicio en que se realiza el retiro. Este sistema simplifica el control y la fiscalización de los impuestos global complementario y adicional.
  5. Régimen parcialmente integrado. Esta es una disposición legal que requerirá modificación, en el sentido de volver a un sistema totalmente integrado, por cuanto da un trato diferenciado a contribuyentes similares, y hace complicado el control tanto para la empresa, como para los contribuyentes finales y para los fiscalizadores del SII.
  6. IVA en la construcción. Esta normativa es una de aquellas que claramente requiere ser modificada, por cuanto la aplicabilidad de la norma no sería posible si el SII, a través de sus circulares, no hubiere convertido en aplicable la norma, a través de interpretaciones que van más allá de las facultades legales que tiene el director nacional.

El número de normas que requieren simplificación, ser corregidas o eliminadas es muy alto, y es por ello que cualquiera sea el nuevo Presidente, requerirá realizar una nueva reforma tributaria, con la finalidad de corregir los múltiples errores y problemas que tiene la Ley 20.780, y que no pudieron corregirse con la Ley 20.899, denominada Simplificación a la Reforma.

*La autora es socia Recabarren y Asociados.

FUENTE:
www.pulso.cl

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button